La sangre de Camilo Catrillanca corre por el cause del etnocidio estatal contra el pueblo Mapuche

La Asociación de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, AFUCAP, rechaza y condena públicamente los sangrientos y funestos hechos ocurridos en la Comunidad de Temucuicui, ayer miércoles 14 de noviembre, cuando un destacamento militarizado de Carabineros de Chile asesinó de un balazo en la cabeza al comunero Camilo Catrillanca, en el contexto de un operativo represivo.

Como trabajadores y trabajadoras consagrados al desarrollo de la cultura como un derecho inalienable de los pueblos, no podemos permanecer indiferentes frente a la persistente política de exterminio contra el pueblo Mapuche, que el Estado chileno viene impulsando y materializando desde 1861, año en que entra en vigor la “pacificación” de la Araucanía, una política genocida que el Estado mantiene activa hasta nuestros días y que no busca otra cosa que la aniquilación de la nación y cultura mapuche.

Junto con condenar los hechos puntuales, donde también un menor de edad resultara gravemente herido, repudiamos el rebrote de la violencia estatal de orientación etnicida, que entre los gobiernos de los presidentes Lagos, Bachelet y Piñera ha recrudecido con una sistematicidad alarmante. Nos entristece profundamente que Camilo Catrillanca una su nombre y destino a los de Agustina Huenupe Pavian, Mauricio Huenupe Pavian, Jorge Suárez Marihuán, asesinados en 2001; Alex Lemun Saavedra, en 2002; Julio Huentecura Llancaleo, en 2004; Zenún Díaz Necul, José Huenante Huenante, en 2005; el lonko Juan Collihuin Catril, en 2006; Matías Catrileo Quezada, Johnny Cariqueo Yáñez, en 2008; Facundo Mendoza Collío, en 2009; Rodrigo Melinao Lican, en 2013; José Quintriqueo Huaquimil y Víctor Mendoza Collío, en 2014.

Como trabajadores y trabajadoras comprometidos por el desarrollo de la cultura y la paz, creemos que es hora de unir fuerzas para acabar con esta cultura de la intolerancia que, con atrocidades cada vez mayores, se está apoderando de los liderazgos del continente.

Creemos que la solución al conflicto chileno-mapuche debería comenzar por el reconocimiento constitucional a los pueblos originarios y el desarrollo de una política de reparación y devolución de las tierras usurpadas que legítimamente les pertenecen y que han sido arrebatadas por el Estado de Chile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: