Patrimonio está de luto: No hay nada que celebrar

Afucap, como integrante del Frente del Patrimonio declaramos:

  • El estado mundial de emergencia sanitaria producto del contagio masivo del COVID 19, con la consecuente crisis económica, ha golpeado con dureza a amplios sectores de la sociedad chilena. En este escenario el gobierno de Sebastián Piñera, en vez de responder a las demandas del movimiento social levantadas a partir del estallido social del 18 de octubre, dando protección a la salud y al empleo de las personas y familias, ha impulsado, sin oposición política alguna en el parlamento, una agenda de precarización de la vida, radicalizando la desigualdad en nuestro país, y el sacrificio de los territorios más vulnerables a las medidas neoliberales.
  • A pesar del contexto de emergencia sanitaria y crisis económica, el gobierno se ha obstinado por destinar recursos públicos para impulsar una batería de proyectos que transgreden elementos fundamentales para la protección del patrimonio cultural, el medio ambiente y de la vida de los pueblos originarios. Iniciativas tales como la Ley de Integración Social y Urbana, la Ley de Patrimonio Cultural, la modernización del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), las indicaciones a los proyectos de ley que crean el Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo Nacional y los Consejos de Pueblos Indígenas, están orientadas a implementar un marco regulatorio aún más frágil que el que ya existe sobre estos temas, poniendo el mercado como eje central en la toma de decisiones.
  • Durante el estallido social, diversas organizaciones instalaron memoriales e identificaron como sitios de memorias de carácter ciudadano lugares donde se produjeron violaciones a los DDHH en el contexto de la revuelta, además de levantar murales, esculturas u otros elementos conmemorativos que homenajean a los pueblos originarios a lo largo de todo el país. Todas estos estos elementos han sido borrados tras sucesivas limpiezas ordenadas por el gobierno, así como por municipalidades, quienes, en medio del Estado de Catástrofe por la pandemia del Coronavirus, han destinado recursos para implementar medidas para el olvido.
  • A eso se suma que muchos sitios de memoria donde se produjeron violaciones a los DDHH han sido vandalizados, atacados o dañados con afanes negacionistas. Ante estos hechos, las autoridades no han tenido la misma disposición mediática para repudiar o condenar tan despreciables actos, menos para destinar recursos públicos para su reparación. No obstante, persisten en la preocupación por los daños a monumentos de genocidas, o de héroes de guerra como el general Baquedano.
  • Por último, es importante señalar que mientras se destinan miles de millones de pesos a la compra de armamento, cámaras de seguridad y campañas de lavado de imagen, el gobierno recorta el exiguo presupuesto de Cultura, Artes y Patrimonio afectando a los trabajadores(as), programas, proyectos e iniciativas ciudadanas en las áreas mencionadas. Y colocando en peligro nuestro Patrimonio Cultural y Natural, Material e Inmaterial.
  • Por todo lo anterior declaramos que, en este día del Patrimonio 2020, actividad de carácter ciudadano, que las comunidades del patrimonio y las organizaciones de trabajadores hemos impulsado por más de una década, NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

Frente del Patrimonio

29 de mayo de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: